El escritor uruguayo Dani Umpi se puso al frente de la fecha de junio del ciclo Workshops de Letras, organizado por la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro. Como siempre, el taller se realizó de 14 a 17 hs, en el Casa Museo Alfaro, Ituzaingó 557, San Isidro.

“Tomamos arbitrariamente al melodrama como herramienta inspiradora, procurando ir más allá de sus arquetipos fijos y simplistas y con la meta final de elaborar una historia conjunta, compartida entre todos los participantes. Me gusta crear desde ese lugar, desde el melodrama, la novela rosa, la autoayuda, el new age, pero con conciencia de eso. No con una mirada kitsch que observa desde arriba el abajo”, expresó el multifacético artista.

Un grupo heterogéneo, en cuanto a edades y ocupaciones, se lanzó a la aventura que supone toda escritura de ficción. Margarita Fernández fue una de ellas. Llegó desde Belgrano, pero conoce bien la zona ya que trabajó por más de 30 años en distintos cargos docentes y directivos del Colegio Nacional de San Isidro.

“Cuando entré a la pagina del municipio y vi de qué se trataba me anoté enseguida. Me pareció una excelente oportunidad para trabajar mi narrativa. Fue una tarde agradable, constructiva y en un ambiente muy cálido”, expresó Margarita, que al igual que sus compañeros en algún momento de la tarde se acercó a la mesa con cosas ricas (incluida en el costo, $300) que estuvo a disposición de todos para hacer un alto y conocerse un poco más.

Otro participante fue Juan Renau, de 32 años, camarógrafo y director de cine. El también llegó de la Ciudad de Buenos Aires, más precisamente de Villa Crespo, con un conocimiento acabado de la faceta de Umpi como músico, pero no tanto de la de escritor, aunque sí había leído algunos de sus libros.

Cabe decir que Umpi es un creador multidisciplinario, escritor, músico, artista plástico. Publicó las novelas Aún soltera, Miss Tacuarembó (llevada al cine en 2010), Sólo te quiero como amigo y Un poquito tarada; y los libros de cuentos Niño rico con problemas y ¿A quién quiero engañar? También escribió el libro de poemas La vueltita ridícula y el libro infantil El vestido de mamá, junto al ilustrador Rodrigo Moraes.

“No escribo literatura, al menos por ahora, pero sí leo mucho y me interesa pensar en cuestiones vinculadas con la narración y sus recursos. En ese sentido, el taller fue muy bueno. Sobre todo me sorprendió la dinámica y lo bien que lo pasamos todos –expresó Renau-. Cruzamos ideas, nos complementamos. De la organización puedo decir que es excelente, muy recomendable. Realmente es muy bueno que un municipio tenga esta calidad de oferta cultural”.

Con el primer cuatrimestre ya concluido, por el que pasaron Virginia Cosin (marzo), Laura Wittner (abril), Iosi Havilio (mayo) e Umpi (junio) se vendrá una pausa en julio. Luego sí, de agosto a noviembre, más talleres. Como para ir tomando nota, Gabriela Cabezón Cámara, Félix Bruzzone, Fernanda García Lao y Daniel Riera.

En ese orden y con la consigna de siempre, que todos se vayan de la pintoresca Casa Museo Alfaro, en pleno casco histórico, con un texto propio bajo el brazo. ¿El único requisito? llevar notebook o papel y birome para que nada quede dando vueltas por ahí y, por supuesto, estar abierto a la escritura, la propia y la ajena.

+ Inscripciones en workshops@sanisidro.gov.ar