De 14 a 20, con entrada gratis y más de quince puestos que ofrecieron discos para todos los gustos

Los vinilos fueron protagonistas ayer en la Casa de la Juventud de San Isidro, sede de la III edición de la Feria de Coleccionismo Discográfico de San Isidro, organizada por la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro y Orejas Abiertas. Una cita de acceso gratuito que reunió a dieciséis expositores y a casi un millar de personas que desfilaron sin pausa, de 14 a 20, por la sede de Don Bosco 47, en el centro comercial de esta ciudad.

Puestos distribuidos en la sala principal y con una oferta para todos los gustos y revolver de lo lindo. El rock y el pop, claro, estuvieron a la cabeza, pero el reggae, el punk, el jazz y la electrónica, fronteras adentro y afuera, no se quedaron atrás.

“Es una feria que reúne a distintas generaciones, a los que se criaron con el vinilo y también a las más jóvenes que encontraron en este soporte un modo distinto de relacionarse con la música. En cualquier caso, se trata del disfrute de la música”, dijo Mariano Morello, director general de Cultura de San Isidro.

Al momento de la búsqueda hubo mucho para encontrar, ya sea en plan de compra, venta o canje. Toda una marea de gustos, épocas y precios, desde discos de los años 40 hasta otros 2019, cerrados y listos para empezar a girar, y en un rango de de entre 50 y 3000 pesos.

“Tenemos puesteros que participan por primera vez y con material nuevo, lo cual le da a la feria este año una gran variedad de propuestas. Estimamos una oferta general de unos 15.000 discos”, expresó Juan Pablo Cucho Arcucci, responsable de Orejas Abiertas, junto con Pablo Mastromonaco.

Un paseo para meterse de cabeza en las bateas, donde se podían encontrar desde algunas versiones difíciles de conseguir de Bob Marley, ediciones cuadrafónicas de Pink Floyd y discos de Los Violadores editados en Perú, hasta otros con diseño de arte muy interesante, como Guerolito, de Beck (música alternativa), con su tapa de tintes psicodélicos.

Pero no solo se trató de esos platos negros, redondos y pesados, verdaderos objetos de culto que ganan terreno y en muchos casos, por su packaging y arte de tapa, alcanzan la categoría de piezas artísticas y coleccionables.

También hubo algunos puestos de cd´s, cassettes, dvd’s y blue rays, y otros de venta de remeras alusivas al rock, por supuesto, de bolsos especiales para trasladar LP y de libros, como Luca Prodan, libertad divino tesoro, Lou Reed, una vida y Cerati. Conversaciones íntimas, entre muchos otros.

“Es un espacio que hacía falta en la provincia. La gente quiere volver a tener el disco en la mano, abrir esas tapas llenas de arte y disfrutar de un sonido inigualable. ¿Qué compre?, uno de Pat Metheny, un jazzero de toda la vida, otro de Eumir Deodato, un brasileño experimental, y una banda de pop coreana impronunciable (sonríe) que es toda una rareza”, contó Darío Salinas (32), que vive y llegó desde Núñez.

Además, durante toda la jornada, la música sonando con seis DJ en acción, BigStep Selektah, Augusto Vinilo, DJ Vega, DJ Satan, Selektor Pappi y DJ Marcial, que en turnos de una hora subieron a la tarima para animar con distintos gustos y propuestas.

En su puesto, José Luis Díaz, que hace muchos años tuvo su sello discográfico, Sopa Fría Discos, elogió la iniciativa. “Espectacular. No sólo se trata de vender, sino también de volver a verte con amigos de hace 40 años”. Daniel Zepa, del barrio, se fue con varias fundas nuevas para sus discos. “Me encanta ver gente joven, yo empecé a los 15 años, tengo 61 y acá estoy, soy de esos que jamás dejó el vinilo”, dijo con no poco orgullo.

“Había vendido todo, pero hace cuatro años me reequipé y volví al primer amor. Este se pasaba en los boliches cuando yo era un pibe, un adolescente. ¿Qué te puedo decir?, es un disco que me llena de recuerdos”, contó Horacio Arias (48), que ahora andaba más tranquilo, de batea en batea, con uno de Laura Branigan bajo el brazo.

+ Tienda Catch, Tienda Chaman, Notanpuan, Corrosion, The Selektor Bags, Just 7”, Texas Vinyl Store, La Casita Discos, April Discos, Rocket Discos y Rey Música fueron algunos de los expositores.

San Isidro, 15 de septiembre de 2019