La Plaza Belgrano, en Villa Adelina, fue un desfile de personajes, acrobacias y breves historias que despertaron la risa de 800 personas y sintetizaron los 19 años de trayectoria del grupo La Pipetuá, que ayer, desde las 19, animó una nueva función de Humor en Verano, el ciclo de la Subsecretaría General de San Isidro que del 25 de enero al 22 de marzo recorre los barrios con espectáculos gratuitos para toda la familia.

“Humor en Verano abre nuestro calendario y este año lo ha hecho del mejor modo, con muchísima gente en cada función y siempre en el espacio público, con artistas/vecinos sobre el escenario y con nosotros, como gestión, siendo el nexo para que el arte y la risa se conviertan en la mejor opción de salida para las familias”, dijo Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro, a cargo de todas las actividades.

Punto de encuentro habitual de los vecinos, el paseo de Céspedes y Deán Funes se convirtió así por casi una hora en un gran teatro a cielo abierto habitado por un público de todas las edades, muy distendido, de cortos y ojotas, y dispuesto al disfrute, y por una compañía que jugó bien de local.

“Somos de San Isidro y estar acá, en nuestro lugar, es una enorme felicidad, es actuar en casa y ante nuestra gente. Veremos Clásicos de ayer y de hoy, un mix que refleja las mejores escenas de nuestra carrera, desde Opereta prima, Sin Escalas y ¡A la Obra! hasta Lunática, el último espectáculo que estrenamos en el Paseo La Plaza, en la Avenida Corrientes”, comentó Sebastián Amor, uno de los integrantes de la compañía.

Junto a él, Fernando Sellés y Maximiliano Miranda, cada cual en su rol. Sebastián (Marito) y sus dotes de clow y actor, Fernando (Wilbur) y su música en vivo, de la guitarra al piano eléctrico, y autor de una luna en vivo y con aerosoles que hizo estallar a la platea, y Maximiliano (Vittorio) con sus destrezas acrobáticas y una escena hipnótica girando (y bailando) dentro de un gran aro, bajo la guitarra rockera en vivo de su compañero.

“Muy bueno, sabíamos del show y no quisimos perderlo. Muchos no pueden pagar una entrada para toda una familia. Está muy bien que sea gratuito”, sostuvo Carolina Rojas, de Munro, en camino al cambio de la yerba del mate y bajo la mirada, desde la silla, de su hija Victoria, de 9 años.

“Muchísima gente, todo muy agradable. Sigan con estos espectáculos que son de una gran calidad”, expresó promediando el show Sandra Ibarra, que vive a tres cuadras de la plaza y compartió con su hija Lara y sus nietos Felipe y Ciro mate, pic nic y manta en el césped.

Un humor sano y sin distinción de edades, la música, todo el tiempo, como complemento, la comedia física, el teatro de imagen, las técnicas circenses y objetos de gran porte, como caños flexibles y globos, con ellos adentro, que ayudaron a profundizar cada gag. Facetas de esta premiada compañía (ACE, Atina, Teatro del Mundo y Getea), que lleva más de 5000 funciones y giró representando al país por Singapur, Malasia, Hong Kong, Shangai, Beijing, Venezuela, México, El Salvador, Uruguay y Brasil.

“Sabíamos un poco de qué se trataba, porque los habíamos visto una vez en la costa. No nos decepcionaron. Una maravilla, excelentes artistas”, expresó Sonia Gambino, vecina del barrio, que aplaudió el cierre con los brazos bien arriba, a la par de su esposo e hija, su hermana y su sobrina.

+ La próxima cita de Humor en Verano será con Miau Trío, el sábado 8 de febrero, a las 20.30, en Blanco Encalada al 2300, La Horqueta. Rocío Katz, Mariana Michi y Rocío Iturralde, jazz de los años 20 y 30 en tono vocal, con tintes humorísticos y performáticos. Si  llueve, al domingo 9/2.

+ La agenda completa, en cultura.sanisidro.gob.ar

San Isidro, 3 de febrero de 2020