El certamen busca el fomento y la capacitación de los grupos, que realizan una tarea social clave

Anoche, en el Teatro del Viejo Concejo, la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro dio a conocer y entregó los premios de la III edición del Concurso Municipal de Murgas de San Isidro “Carnavales 2020”, ganada por Los auténticos de Boulogne, seguida por Los chiflados de Boulogne y Los desordenados de La Sauce. Las tres, junto a otros trece elencos, animaron el desfile gratuito que el domingo 23 de febrero y durante casi ocho horas reunió a más de 25.000 personas en el corsódromo de Boulogne.

“Nuestro Carnaval es fruto de un trabajo muy estrecho entre el gobierno municipal y las murgas. En ese sentido, este concurso es una gran herramienta para tener cada año un espectáculo más profesional, ya que nos permite disponer de un diagnóstico preciso de los aspectos por corregir de cada elenco y también de cada una de sus virtudes, que son muchísimas”, expresó en la sala de 9 de Julio 512 Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro, a cargo del Carnaval y del mencionado concurso.

Así, antes de conocerse a los ganadores, el jurado integrado por el músico, tallerista e investigador de la murga y el carnaval rioplatense Coco Romero (que no pudo estar presente), Arturo Blas Bisogni, percusionista, y Aluminé Acosta, bailarina, profesora de Ritmos Caribeños y Directora de Arte, hizo una devolución a los representantes de los distintos elencos con el afán de que éstos sigan adelante con su proceso de crecimiento artístico.

“Salir a desfilar es todo un premio, pero este primer puesto nos llena de alegría y ayuda a seguir creciendo en un Carnaval que es de todos y debemos cuidar. ¿Qué es la murga para mí?, desfilo desde los cinco años, un sentimiento inigualable, todo, la familia”, expresó Juan Carlos Lito Paz, director de Los auténticos de Boulogne, que ensaya y representa al Bajo Boulogne.

Cabe recordar que para fomentar el crecimiento y desarrollo de los elencos asentados en el municipio, el concurso, con inscripción gratis, entrega premios en dinero en efectivo, que en esta tercera edición fueron de 100.000, 50.000 y 30.000 pesos, del primero al tercero.

“El año pasado trabajamos para estar en el podio, pero no lo logramos. Por eso, esta vez nos pusimos las pilas y trabajamos más duro. Este segundo lugar para nosotros es muchísimo, es el sacrificio de toda la murga, estamos felices”, aseguró Raúl Rodríguez, director de Los chiflados de Boulogne, que el domingo 23 recorrió el agitado corsódromo de Boulogne con más de 150 artistas, y ensaya en Guayaquil y Wilde, en el Barrio Covicom.

Todas las murgas ofrecieron un gran despliegue coreográfico y escénico, apoyado por sus baterías de percusión y vientos, entre danzas y una alegría carnavalesca que hizo compleja la tarea de un jurado que evaluó puntualidad, vestuario, mensaje, ritmo, sincronización, baile, fantasías, muñecos, orden y tiempo de permanencia, entre otros ítems.

“Las murgas ganadoras sobresalieron del resto, pero vimos en Los auténticos un gran compromiso. Enseguida se advierte que es un elenco que ensaya duro todo el año”, comentó Bisogni tras anunciar a los ganadores.

Colocar la percusión delante de la primera línea de bailarines y no en el fondo, trabajar el concepto de originalidad, mantener el entusiasmo durante los 30 minutos de pasada y hacer un espectáculo integral que involucre del primero al último de la murga fueron algunas de las sugerencias del jurado.

“Notamos un gran progreso respecto de la primera edición del concurso. Hoy las murgas desfilan con un lema, que es clave, porque es un mensaje que le están dando a la gente, a su barrio. Pero es importante que ese mensaje se transmita desde el estandarte hasta las banderas, las mascotas, los niños, los adultos, el baile, los vestuarios. Originalidad e identidad con los recursos propios, de eso se trata y en eso hay que seguir trabajando”, sostuvo Acosta, en sintonía con una frase que suele expresar Coco Romero, “La murga es un espacio creativo del pueblo, el pueblo creativo que pinta, dibuja, lee, escribe, el pueblo que piensa”.

San Isidro, 28 de febrero de 2020