Artistas en cuarentena: ocho preguntas para conocer un poco más a nuestros creadores

Es uno de los grandes escritores argentinos de la actualidad, escribió el libro de cuentos La casa de los eucaliptus, el de poemas San Francisco-Córdoba, los de relatos Sueños de siesta, El asesino de chanchos y El loro que podía adivinar el futuro, y las novelas La maestra rural y La masacre de Kruguer. Su último libro ahonda en lo autobiográfico y se titula La rebelión de los niños. Pink Floyd. The Wall. Licenciado en Letras Modernas por la Escuela de Letras de la Universidad Nacional de Córdoba, cofundador de la editorial La Creciente y de la revista literaria digital Fe de Rata, también escribe crítica literaria para medios gráficos y digitales, y columnas en el blog de Eterna Cadencia.

En noviembre de 2017 guió el taller De la autobiografía a la ficción, dentro del ciclo Workshops de Letras en Casa Museo Alfaro, y al año siguiente integró el jurado de la XII edición del Premio Municipal de Literatura Manuel Mujica Láinez.

-¿El momento tan especial que estamos atravesando impulsa o desactiva tu faceta creativa?

-Tengo la suerte de haber encontrado en el edificio donde vivo un lugar donde escribir y estar solo un par de horas por día. Si no, probablemente hubiera enloquecido hace rato. No sé si esta locura impulsa o desimpulsa, los problemas a la hora de escribir son siempre los mismos.

-¿Surgió algún texto durante la cuarentena?, de lo contrario, ¿qué tipo de obra te gustaría plasmar o comenzar a plasmar en estos momentos?

-Estoy escribiendo una novela larga, tomándome mi tiempo, tratando de que escribirla sea como ir al cine y me divierta a mí. En todo lo que escribo busco eso. Una tranquila evasión.

-¿Libro, película, canción, pintura u hecho artístico que más te parezca que sintetice o nos pueda ayudar a comprender (transitar) este momento?

-Creo que hay que leer, ver, mirar lo que a uno lo haga sentir bien. No sé si es recomendable meterse en algo que sea el reflejo de lo que pasa ahora. En este momento leo policiales, a Lee Child, y con mi mujer vemos Veep que es una serie muy divertida. Pero para los valientes Apocalipsis, de Stephen King, puede reflejar bastante bien lo que vivimos ahora.

-¿Cómo pensás que está influyendo e influirá la pandemia al momento de pensar y concretar un hecho cultural?, por lo que se ve en las redes sociales ya  hay mucho material artístico relacionado con este tema.

-Creo que hay mucha sobreactuación al respecto. En Twitter escribí que a mis tatarabuelos, los que vinieron de Italia, se le murieron dos hijos en el barco de cólera y los tiraron al mar. Es uno de los casos de tantos que demuestra que nos hemos vuelto más débiles para afrontar la adversidad.

-Museos virtuales, cine virtual, muestras virtuales, recitales virtuales, teatro virtual, pantallas de por medio ¿Qué te sugiere?

-Cosas que no sé si voy a consumir.

-¿Tu lugar favorito en estos días en tu casa?, ¿por qué?

-Mi lugar favorito es ese que está FUERA de mi casa.

 -De esta, ¿saldrás mejor escritor?

-Nah. Todo lo que vivimos nos cambia, no sé si para mejor o para peor. Sobre todo lo que pasa desapercibido. Si esto fuera la Segunda Guerra Mundial, bueno, pero para mí y para muchos es solo quedarse en casa, abrigaditos. No hay que exagerar.

-De esta, ¿saldrá una sociedad peor, igual o mejor?

-No tengo idea. Saldrá una sociedad más pobre, o un sector de la sociedad más pobre.