Hoy, 23 de septiembre, se celebra su día, en conmemoración por la creación de la Conabip

La Biblioteca Popular de San Isidro es la pionera en su tipo del municipio. Abrió sus puertas el 22 de mayo de 1873, durante la presidencia municipal de Manuel Martín y Omar, con sólo 327 volúmenes adquiridos con una asignación de 4.000 pesos del gobierno provincial. Hoy, la Juan Martín de Pueyrredón, que adoptó ese nombre en 1946, supera los 70.000 libros y lleva adelante una inconmensurable actividad educativa y cultural con una gran batería de cursos y talleres, presentaciones de libros, conferencias y otras actividades que le colocan como uno de los referentes culturales en el distrito.

“Es necesario pensar sobre el invalorable aporte de las bibliotecas populares en la formación de públicos de todas las edades y como sitios de encuentro y expansión del conocimiento en sus respectivas localidades. Por eso, el apoyo sostenido del municipio a cada una de ellas para que sigan adelante con su trascendental rol educativo, cultural y social”, expresó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

Así, a la Juan Martín de Pueyrredón (9 de Julio 501, centro de San Isidro), le siguieron otras bibliotecas populares, como la Bernardino Rivadavia (Aristóbulo del Valle 199, Martínez), De la Ribera (Del Barco Centenera 895, Bajo de San Isidro), y Del Labrador (Diego Palma 41, San Isidro). Y en esa misma senda está la Biblioteca Popular Club de Madres Barrio El Sauce, en Beccar, fundada el 20 de abril de 1986 por un grupo de mujeres que apostó por la educación de los chicos del barrio.

Una institución que comenzó a funcionar en la sencilla casa de una vecina, con un lote reducido de libros y unos pocos muebles donados por la Red Solidaria de Juan Carr. “Hoy tenemos unos 40.000 de literatura infantil y juvenil, ensayos, libros escolares y de otro tipo. Todo se hizo a pulmón, para y por el barrio”, comentó la bibliotecaria Paola Fernández, directora de la biblioteca y presidenta de la Comisión Directiva de este espacio comunitario, en Padre Acevedo 1518 (Facebook Biblioteca Sauce), motor de encuentro y saberes.

Luego, con fondos del Plan Federal de Viviendas y en una gestión en la que mucho tuvo que ver el municipio, la biblioteca construyó entre 2008 y 2011, y en el mismo lote, su edificio actual, donde en tiempos normales recibe a 300 personas, tanto en el salón de lectura como en los talleres artísticos y recreativos, en la escuela Fines para adultos (nivel primario y secundario), en el área de apoyo escolar para ambos niveles y en la Unidad Productiva, a cargo de dos cooperativas, que ofrece cursos de costura y cerámica. Acciones que en muchos casos ni la pandemia pudo parar y continúan en forma online.

Reconocida por la Conabip y con sostenido apoyo económico del municipio, de otras esferas gubernamentales y de particulares, la biblioteca El Sauce cuenta además con un comedor comunitario, recibe a la veintena de chicos que concurre a los talleres gratuitos de ajedrez y en 2018 fue sede del cierre de torneo interbarrial de este deporte, iniciativas que están bajo la órbita del municipio.

En síntesis, un día para celebrar (y apoyar) a las bibliotecas populares del municipio que siguen expandiendo el espíritu y el conocimiento, más allá de los obstáculos y siempre con el libro como aliado insustituible.

+ El Día de las Bibliotecas Populares conmemora la promulgación de la Ley Nº 419, que el 23 de septiembre de 1870 creó la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), por iniciativa del entonces presidente Domingo F. Sarmiento.

San Isidro, 23 de septiembre de 2020