La iniciativa, que es parte de La Casa Invita, comenzará a las 20, en la Av. Centenario 1891. Gratis

Se viene una nueva convocatoria de La Casa Invita, de la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro. Esta vez con Una que sepamos todos, que este viernes, a las 20, echará a rodar el micrófono abierto en la Casa de Cultura de Beccar, con música en vivo y cosas ricas para picar.

Así, el segundo piso de la sede de la Av. Centenario 1891, en pleno centro comercial de Beccar, recibirá a todos los que quieran cantar, escuchar cantar y compartir una noche entre amigos y a pura música. Pero habrá más, como cosas ricas para comer, a cargo de profesores de cocina de distintas Casas, desde empanadas, comida a la olla, una copa de vino, por supuesto, postres y todo lo necesario para pasarla de diez.

“La Casa Invita es una forma de articular iniciativas entre todas las Casas, enriquecer el diálogo con el barrio y sus vecinos, potenciar el trabajo colectivo y profundizar nuestro rol de referentes culturales en cada una de las localidades”, explicó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro sobre esta iniciativa que hasta el 26 de octubre reunirá a todas estas sedes en torno de un ciclo común e itinerante.

La profesora de canto de la Casa de Cultura de Beccar (4512-3160) y de la de Boulogne, María Inés Mateos, con vasta experiencia en este tipo de encuentros y en canto bares, junto con su hijo Leandro Roy, docente de guitarra y de canto para adolescentes en las mencionadas sedes, acompañarán a todos los que se animen, mientras que Jorge Tereszko lo hará desde la percusión.

“Ya tenemos anotadas a unas cincuenta personas, gente que suele concurrir a canto bares, que llegará con sus temas preparados, y otros que recién se asoman a este tipo de experiencias. La idea es animarse, porque lo más importante es participar, cantar, escuchar o acompañar a otros y estar bien entre amigos”, comentó Mateos.

Por supuesto, vale llevar las letras que se quieran cantar, pero también habrá otros cancioneros impresos dando vueltas, que contendrán esas canciones que todos conocemos y muy populares, como Las golondrinas, de Eduardo Falú y Jaime Dávalos, y la cueca cuyana Calle angosta, que llevó a Villa Mercedes, San Luis, por el mundo, entre muchas otras.

Pero, haciendo honor al nombre de esta cita con acceso gratuito, de poco más de dos horas, siempre en viernes y en un salón ambiente al estilo café concert, el repertorio será muy variado, cuestión de satisfacer a todos los oídos y gargantas. Habrá folklore, tango, melódico y no faltará el pop nacional. Y si hay más será a pedido del público y los cantores, algo espontáneo, como en toda buena ronda de amigos, entre música, letras, empanadas y vino.

Cabe recordar que La Casa Invita tiene otras dos iniciativas, Tardes de juegos de mesa para adultos y Finde en EsCena (teatro más gastronomía), que hasta el 26 de octubre, al igual que Una que sepamos todos, seguirán rotando por las distintas sedes. Teniendo en cuenta que los cupos son limitados, las inscripciones para cualquiera de las tres propuestas se realizan en las respectivas Casas, personalmente o por teléfono, desde una semana antes del inicio de cada una de las actividades.

San Isidro, 20 de junio de 2019