Ciclo Talleres de artistas, a las 19, con acceso gratuito y por la pantalla del Live @sanisidrocultura 

¿Nunca te salió bien la estructura de la cabeza?, a no preocuparse. El jueves próximo, a las 19 y en el marco del ciclo gratuito Talleres de artistas, Liana Lestard estará en la pantalla del Live Instagram @sanisidrocultura y en la última cita de noviembre para que ese problema, en un paso a paso simple y al alcance de todos, deje de ser un dolor de cabeza.

Una cita, Taller de dibujo. Técnica de estructura de cabeza, para prestar mucha atención a las proporciones y recursos de representación de las distintas partes del rostro, seguir con ganas y con varios elementos a mano: carbonilla, lápiz negro y goma de borrar para que el primer pifie, a veces desalentador pero siempre necesario, quede de lado y sigamos adelante.

“Vamos a abordar el dibujo de representación, relacionado con cierto realismo, y a enseñar a observar y entender que detrás de formas complejas, como un rostro, un ojo o una nariz, hay formas geométricas más simples por descubrir y que son la clave para resolver el dibujo”, adelanta la artista, con muestras individuales en Arcimboldo-Arte Contemporáneo, Museo Renault, Galería C. Speroni, Galería Arte por Arte, Teatro Auditorium (Mar del Plata), Instituto Nacional del Libro, (Uruguay) y Galería Liliana Boccia (Paraguay), entre otras. 

Cómo hallar sensación de profundidad y encontrar relaciones entre las distintas formas de la cabeza, algo de anatomía con una imagen o con nuestro propio rostro. Observar, palpar, sintetizar. Todo eso girará en la tarde del jueves. “Es entender la forma y, desde esa comprensión, construir lo complejo a partir de lo simple, algo aplicable a todo dibujo de representación”, insiste Liana, que junto a su producción artística lleva adelante una intensa carrera docente, con taller propio desde 1982 y 30 años en la escuela REA, entre otros sitios.  

“Ver qué formas geométricas podemos descubrir detrás de cada forma orgánica, debajo del ojo y el cráneo, la esfera, de la nariz, la pirámide. Voy a dibujar una cabeza de frente y desde cero, analizando simetrías, el estándar de proporciones, cómo se hace la mandíbula, las referencias para construir el cuello, los hombros”, se entusiasma la egresada de las escuelas de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y Ernesto De la Cárcova, que desde 1984 participa en muestras, y en salones municipales y nacionales.

Una artista que reconoce al dibujo como herramienta central de trabajo y habla de observar, concentrarse y desear como punto de partida, sumada la técnica. Luego, sí, todo lo que se quiera expresar a través del dibujo surge creíble, genuino, dice Liana, que desde hace un tiempo emplea distintas técnicas y formatos, instalaciones, videos, objetos, libros de artistas.

Tiempos de nuevos sentidos y preguntas, de plasmar con lenguajes del ahora, de contemporaneidad. Pero también de explorar con el limo devenido en pigmento, que cosecha en la costa de San Isidro. Y cita al río “que fluye, y donde cada uno flota como puede”, y del don del paisaje.  

“Quizás, lo incierto es parte de la práctica, de la búsqueda de un modo entreabierto. Me interesa la orilla y el margen por lo inestable, porque se redibuja constantemente. En el margen –se despide- algo termina y algo empieza, la fascinación del umbral”.

San Isidro, 24 de noviembre de 2020