La agenda invernal de la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro fue del 18 de julio al 2 de agosto

Con 82.507 visualizaciones, ayer cerró Divertidemia en San Isidro, que desde el 18 de julio y durante dos intensas semanas llegó a las casas a partir de una nutrida agenda de actividades para ver y escuchar, hacer, jugar, inventar y compartir. Con una platea muy activa de familias del partido y también de otros sitios del país y del exterior, la propuesta online de la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro fue animada por una enorme cantidad de artistas, solistas y en grupo, locales y de otros sitios, que subió con entusiasmo al escenario montado en sus redes sociales.

“El público final es muy difícil de estimar, pero haber alcanzado semejante cantidad de visualizaciones nos llena de alegría y superó por mucho nuestras expectativas. Diseñamos nuevas formas y estrategias para seguir cerca de los vecinos y darles a los artistas una vidriera online en la que puedan mostrar su hacer del mejor modo posible. Nuestra meta es seguir así, muy próximos a nuestras audiencias y creadores hasta que el escenario presencial se habilite, que es el que más nos gusta e interesa, y en el que el arte, definitivamente, se transmite del modo más cabal”, explicó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

Cuentos, libros mágicos, música, juegos, clown, humor, ciencia, magia, títeres y videos de stop motion, y talleres de dibujo en 3D, luthería, recetas y percusión fueron parte de un calendario diario, a las 16 y a las 19, que fue seguido por una platea virtual instalada en San Isidro, claro, pero también en Jujuy, Salta, Bariloche, Chile, Colombia, España y China, entre otros sitios.

Siempre por las redes @sanisidrocultura y facebook San Isidro Cultura, el programa incluyó una treintena de propuestas para la familia, algunas en vivo y otras grabadas, a cargo de destacados artistas y grupos. ¿Cuáles?, Patinetas en banda, Vuelta Canela, las Triciclas, Abuelos de Cuento en San Isidro, Valor Vereda, Panceta y los Papafritas, Cuentacuénticos, Aluminé Manteca Acosta y Julio Calvo (Los Musiqueros), entre muchos otros.

“Agradecidos por la chance que nos dieron de reencontrarnos con un montón de amigos y amigas de San Isidro que desde hace tanto tiempo siguen nuestros shows. Esta vez, online, pero con las ganas de siempre de hacer música, charlar, jugar y divertirnos a lo loco”, coincidieron Los Cazurros.

Los museos no se quedaron atrás en @sanisidromuseos/ facebook San Isidro Museos. El del Juguete, experto en alentar el juego fue puro movimiento y participación. Hubo taller de papeles con monstruos que aparecieron y desaparecieron, otro que invitó a combinar juguetes para crear otros nuevos y disparatados, una apasionante Búsqueda del Tesoro por WhatsApp con premios virtuales, y stickers de colección que circularon de lo lindo por las redes con personajes y juguetes que animan las vidrieras del museo.

Por su parte, el área educativa del Museo Pueyrredón diseñó Perdidos en la Web: Un cuento de invierno, que en www.museopueyrredon.org.ar nos metió en la vida de dos personajes, Juan y Pedro, y, como en un juego, tentó a conocer algunas de las piezas que integran su colección.

Una historia en collage le dio voz y movimiento a la escultura en miniatura de Lola Mora que atesora el Museo Beccar Varela, y nos permitió conocer algo más de la antigua casona, y La máquina del tiempo fue un paseo, también en el IG de museos, por el San Isidro antiguo y la máquina del reloj floral instalado en la Plaza Mitre en 1913, que conserva el citado museo. Además, celular en mano o con lápiz y papel, y siguiendo las consignas de Expedición vuelta a la manzana, las familias reflejaron de mil modos rincones y escenas cotidianas de sus cuadras para luego compartir lo producido en las redes.

“Disfrutamos mucho de las propuestas de los museos, sobre todo de La máquina del tiempo. Les hice ver a mis hijos esas fotos y videos antiguos que me parecieron muy interesantes y con una compaginación muy divertida. Las escenas del Carnaval son maravillosas y la escena final de la catedral desde arriba es imponente”, expresó Agustina Gosende, vecina de Beccar.

Por último, Jaureguiberry agradeció “a los artistas por acompañar y dar generosamente lo mejor de sí en un contexto complejo, y al público que participó con ganas de cada una de las propuestas y se expresó en nuestras redes sociales con un sinfín de comentarios que nos llenaron de alegría”.

San Isidro, 3 de agosto de 2020