Ciclo Talleres de artistas, los jueves de octubre, a las 19, desde casa y por @sanisidrocultura

La fotografía será la que convoque al quinto y último encuentro de octubre del ciclo Talleres de artistas, una propuesta gratis de la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro que va todos los jueves, a las 19,  por el Live Instagram @sanisidrocultura. Esta vez, una cita con Julián Rovagnati, que lleva más de dos décadas trabajando y pensando este arte, y dará algunas claves para que las fotos con nuestro teléfono celular sean cosa seria.

“La idea es explorar con ejemplos concretos algunos conceptos del lenguaje fotográfico, que van desde cuestiones más técnicas, como la composición o la iluminación, hasta algunas más emocionales, como conectar los sentidos en el acto fotográfico. La idea es motivar a quien asista al taller a aplicar estos conceptos en sus fotos o al menos en su manera de ver las imágenes”, adelanta Julián acerca del Taller de expresión fotográfica.

Una iniciativa para la que sólo habrá que tener un teléfono celular con cámara y disposición de seguir las sugerencias de este artista del Bajo de San Isidro que realizó series como Sucundum (costa argentina), Violets (Jamaica), Smoothing waves (Venezuela), Buenos Aires Chinatown y otras, que ofrecen una singular atmósfera a escenas cotidianas y paisajes a partir de la composición y el manejo del color, entre tonos fuertes y resaltados que, por momentos, juegan con claroscuros.

Un encuentro para estar muy atentos a algunos seteos que dará este artista para optimizar el uso de la cámara del móvil. “La cámara del teléfono es una herramienta poderosísima, ya que los avances tecnológicos hicieron que se acerquen muchísimo a la calidad de una cámara profesional. Además tienen la ventaja de su practicidad y tamaño. Sin embargo, en la charla quedará claro que no es el equipo el que condiciona nuestras imágenes –asegura-, sino nuestra comprensión del lenguaje visual y nuestras motivaciones”.

Julián llegó a esta disciplina de la mano de su padre, otro excelente fotógrafo, y hace unos años se peleó un poco con la fotografía publicitaria. “El vértigo, el exceso de manipulación digital, las excesivas reuniones y presiones hicieron que perdiera un poco el gusto de estar detrás de una cámara. En ese momento empecé a realizar, en paralelo con mi trabajo publicitario, proyectos más vinculados con lo artístico y documental que me permitieron recuperar el placer de fotografiar. Dos trabajos que hoy conviven sin conflictos”, dice.

Así, desde que en 2015 ganó su primer concurso, Transparesencia, del GCBA, por su fotografía Sombreros, no paró. En 2017 expuso en la galería Buenos Aires Fine Arts y fue convocado por escuelas de fotografía para dar charlas sobre la serie Sucundum, que al año siguiente quedó seleccionada y fue exhibida en el festival Paraty En Foco, Rio de Janeiro.

Además, varios de sus trabajos fueron elegidos para integrar distintos libros, exhibió en Francia, donde fue galardonado por la Fondation Alliance Française de Paris con el tercer premio en el Concours International de photographie de l’Alliance Française, y en España, al ser seleccionado en el Concurso Educando la mirada, de la Biblioteca Mercè Rodoreda de Castell-Platja d’Aro, Girona.

Julián participa desde 2013 del festival Puertas del Bajo, de la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro, que atraviesa su barrio. En ese marco, en 2019 presentó su proyecto documental Pintores Ciegos (fotografías y videos), que se sumerge en el mundo de Arturo Enrique Tucho Lazlo, Erasmo Argentino Romero, Alfredo Freddy Valles y otros pintores ciegos del Instituto Román Rosell (San Isidro). Un trabajo que trascendió sus conmovedoras fotografías, ya que, en determinado momento, decidió vendarse los ojos para tomar imágenes guiado por ellos y empezar a buscar (o pedir) respuestas. Dónde ubicarse y para dónde apuntar, qué camino tomar.

San Isidro, 23 de octubre de 2020